SEGUIREMOS DURMIENDO LA SIESTA?

He invertido años tratando de determinar qué es lo que está pasando con la inmensa mayoría de mis connacionales, que en los últimos tiempos parecen haber decidido venderle el alma al diablo, a cambio de dinero para comprar cosas lindas que no resuelven nada y con un contrato que no parece garantizarles el retorno. La verdad que me gustaría encontrar a alguien que me ayude a definir este disparate.

Tenemos un gobierno corrupto, dentro del cual hasta el más infeliz de los funcionarios se ha hecho millonario al costo del empobrecimiento de la sociedad en su conjunto, una oposición esperando su turno para repetir la historia y brindar impunidad a los salientes, y una comunidad que no dice nada por temor a perder la oportunidad de llegar a ser funcionario, conseguir un carguito o en el peor de los casos, por no perder el chance de agarrar la botella que resolverá el faltante del mes.

Unas fuerzas militares corrompidas, cuyos miembros ejercen por el lado cualquier tipo de actividad ilegal que pague la cena. Deportistas que primero incurren en falsedad de documentos públicos (lo cual es un delito sancionado por el Código Penal de la República Dominicana), para arreglarse las edades en desleal competencia y que ya establecidos en cualquier organización, entonces utilizan todas las sustancias posibles para engañar a sus empleadores y a su fanaticada.

Tenemos bachateros que transportan drogas en sus estómagos, merengueros que trafican con menores para prostitución y promotores artísticos que han hecho un dineral traficando con sustancias prohibidas. Tenemos empresarios prófugos de la justicia, por hechos que avergonzarían a cualquier hombre decente y banqueros que cumplen condenas, mientras disfrutan la buena vida en sus celdas privilegiadas. Financistas que consiguen decisiones otorgándole permisos para turistear sus problemas de salud y ladrones comunes que mueren de enfermedades simples sin que nadie les preste la mínima atención médica.

Compartimos ciudadanía con autoridades que desacatan sentencias y magistrados que las venden. Jóvenes que van a socializar a las Universidades y se prostituyen para pagar la colegiatura y celulares costosos. Prostitutas insalubres y sindicalistas prostituidos que desconocen el significado de la dignidad. Chicos que crecieron privilegiados, pero decidieron lavar dinero de narcotraficantes internacional para hacer un dinerito adicional.

Ya ni siquiera nos avergüenza que nos tomen fotografías con conocidos delincuentes o declararnos públicamente amigos-hermanos de cualquiera que vive de la ilegalidad, siempre que dicha persona tenga dinero para pagar una buena botella de alcohol, una mesa privilegiada en un club de moda y maneje un vehículo costoso. La vergüenza no nos alcanza cuando en los noticieros internacionales aparecen hordas de dominicanos linchando presuntos delincuentes a plena luz del día y en medio de las calles, mientras todo queda grabado en modernos celulares.

Al final de la historia ya hemos gritado tantas veces que viene el lobo, que hace rato que el chupacabras se comió todas las ovejas, mientras los que podían hacer algo al respecto estaban durmiendo la siesta.

2 respuestas a SEGUIREMOS DURMIENDO LA SIESTA?

  1. cathysoto dice:

    Creo que la raiz del problema radica en que también tenemos padres y maestros que han olvidado su compromiso social para ir en pos del dinero y así abandonado su misión de guiar y crear conciencia. Maestros que venden el futuro con un contrato millonario, que cambia la educación de Hostos por conceptos equivocados; y al final, descaradamente siguen justificando cualquier cosa y continúan libres…
    No hemos enseñado a nuestros hijos y la Biblia lo dice claro: “regalonea a tu hijo y sus lamentos ensordeceran tu vida cuando sean grandes.”

    • Ramón dice:

      Querida hermana, ciertamente se trata de un trabajo responsabilidad de todos en el cual, cada quien ha ido olvidando su rol. Sólo espero que algún día volvamos a estar despiertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: