I DE MAYO, DIA DE DUELO NACIONAL

En 1886 los obreros de la ciudad de Chicago, Estado de Illinois, iniciaron un movimiento cuyo objeto era obtener la reducción de la jornada de trabajo a fin de evitar el desgaste de los obreros y garantizar oportunidades de trabajo a los desempleados. Esas jornadas y los mártires de Chicago, fueron honrados en el Congreso de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, donde quedó instituido el 1 de Mayo como Día Internacional del Trabajo.

El 1 de Mayo de 2011 encuentra a los dominicanos sin motivos de celebración y muy por el contrario padecemos condiciones laborales en las que resulta oportuno declarar la fecha como día de duelo nacional.

En estos momentos los dominicanos y dominicanas se ven forzados a trabajar varias tandas (en diferentes empresas y diversos tipos de trabajo) a fin de garantizar lo mínimo para subsistir; las fábricas, en su inmensa mayoría, son lugares inseguros donde el que no muere de un accidente laboral, se encamina con seguridad al padecimiento de alguna enfermedad relacionada con las condiciones laborales.

No se encuentran garantizadas la salud, el retiro digno y una vivienda; no hay garantía de educación para los hijos; son inexistentes los programas de capacitación y desarrollo laboral. Los derechos instituidos en el Código de Trabajo son una burla, puesto que no llegan a mano de los trabajadores, siempre que abogados y un sistema legal corrompido se los chupa como una sanguijuela.

Este 1 de Mayo ningún dominicano o dominicana sueña con que pudiera hacer una vida digna en base a su fuerza productiva y en sus grandes mayorías ponen sus esperanzas en criar un hijo pelotero o “engancharse” a políticos, para continuar con una espiral destructiva, que no parece tener final.

El obrero dominicano se encuentra tan alienado que no logra adivinar que cuando el Estado traslada la celebración del 1 de Mayo al próximo lunes, está invitándole a la vagancia, para que no tenga las fuerzas de reclamar lo que le corresponde. Un obrero en estas condiciones no hace honor a las jornadas históricas de luchas reivindicativas y sólo se cruza de brazos para disfrutar del circo que le tiran desde las gradas.

Este 1 de Mayo de 2011 los obreros dominicanos no tienen motivos para celebrar. En este 1 de Mayo declaramos un día de duelo nacional, por la neo-esclavitud a que se encuentran sometidos los trabajadores dominicanos y la consecuente pérdida irreparable de la virilidad que tristemente, padecemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: