LO UNICO QUE URGE ASESINAR ES LA CULTURA DE LA VIOLENCIA

En su edición de ayer, Acento.com.do publicó un artículo por el cual se da cuenta de que en la República Dominicana se han producido 1063 homicidios en las calles, en los primeros cinco meses del año 2011. Estos números dan cuenta de que éste país es un lugar inhabitable, donde no hay el más mínimo respeto por la vida y al mismo tiempo, nos enseña una sociedad decadente que ha cerrado las puertas al futuro y retrocede inevitablemente hacia estadios superados en la historia de la humanidad, donde la barbarie era común y aceptable.

La cantidad de 1063 asesinados en cinco meses, representa 212.6 ciudadanos muertos por mes y un promedio de siete por día. Sí esto no alarma a quienes toman las decisiones, ni a la comunidad indiferente, definitivamente estamos muy mal parados. Los dominicanos enfrentamos muchos problemas apremiantes y evidentemente lo tenemos que hacer sin ningún apoyo de las autoridades, que se han hecho de la vista gorda y a cuyos representantes sólo les interesa aumentar exponencialmente sus fortunas personales.

No obstante estar plenamente consciente  del estado de desesperación en el que vive la inmensa mayoría de mis conciudadanos, no puedo evitar sentirme asesinado en cada dominicano que cae en las calles del país, víctima de la violencia común, la cual es evidentemente injustificable y no discrimina al tocar cualquier puerta.

Veo con agrado como el dominicano se solidarizó masivamente con el hecho de violencia perpetrado contra el cantautor popular argentino y del mundo Facundo Cabral, pero no puedo más que lamentar horrorizado como absolutamente nadie haya dicho nada sobre lo publicado por Acento. El mensaje que nos manda esta actitud a todos, es que para los dominicanos los hombres y mujeres no son iguales y el asesinato  de los “sin nombres” no le interesa no sólo a quienes administran el poder, sino que mucho menos a los ciudadanos de un país que ha perdido todos sus valores.

Hermanos y hermanas dominicanas la vida es el más elevado de los valores humanos y para respetar la misma no es necesario apoyo de las autoridades, por lo cual soy categórico en afirmar que este no es un tema que no podamos resolver en el seno familiar; de tal suerte que sí no cambiamos este panorama radicalmente, eliminando la violencia de manera definitiva, estaremos perdidos irreparablemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: