REPUBLICA DOMINICANA TIENE UN JUEZ EN LA CORTE PENAL INTERNACIONAL

En el día de ayer, jueves 15 de diciembre del 2011, se produjo un hecho histórico para la justicia de la República Dominicana, cuando en la décima asamblea de los estados miembros de las Naciones Unidas, fue seleccionada la Magistrada Olga Venecia Herrera Carbuccia para integrar la Corte Penal Internacional. Se trata de un hecho histórico, puesto que estamos ante la primera candidatura presentada por la República Dominicana que logra la distinción de ser seleccionada.

La Magistrada Olga Venecia Herrera Carbuccia es una maestra de derecho penal, que luego de dar lecciones de derecho penal y procedimiento penal en las aulas, llegó a ocupar la posición de decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña por mucho años; además de que ha sido una servidora pública (en los tribunales de justicia dominicanos) por treinta años ininterrumpidos.

La Magistrada Olga Venecia Herrera Carbuccia en estos momentos se encuentra nominada para ocupar un asiento en la Suprema Corte de Justicia del país, posición que ha merecido desde que se integró la primera corte, en el momento en que se intentó sanear la justicia dominicana en el año 1996 y a quien se le volvió a escamotear su derecho adquirido de representar a la sociedad en ese alto tribunal, cuando se presentaron vacantes, que siempre fueron llenadas por políticos.

La Magistrada Olga Venecia Herrera Carbuccia debe ser seleccionada para no sólo ocupar un asiento en la Suprema Corte de Justicia que se encuentra en proceso de integración, sino que además debería presidir la misma; esto ya lo había dicho en una nota que publicamos en este blog en fecha diecinueve de noviembre, bajo el título “Olga Herrera Debería Presidir la Suprema Corte de Justicia” y lo repito ahora.

Entiendo que la selección de la Magistrada Olga Venecia Herrera Carbuccia para integrar la Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana es una consecuencia lógica, cuando resulta impensable que nuestra única magistrada ante la Corte Penal Internacional, con treinta años de ejercicio judicial y a quien se le ha escamoteado su derecho adquirido de integrar la Suprema Corte de Justicia en más de una oportunidad, ahora resulte no ser seleccionada para presidir ese alto tribunal.

Ojalá que no se produzca lo que me comentaba mi hermano el Ing. Alvin Vásquez y que esta selección no sea aprovechada por los integrantes del actual Consejo Nacional de la Magistratura para descalificarla y que por el contrario, sean lo suficientemente responsables ante la sociedad, como para elegir a nuestra única magistrada ante la Corte Penal Internacional como Juez Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Entiendo que esa selección no sólo prestigiaría al consejo, sino también al país en general, además de que resultaría en beneficio de la justicia del país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: