FELICITACIONES MERECIDAS

Durante los pasados meses hemos publicado varios artículos en los cuales alertábamos sobre la posibilidad de que las denominadas Altas Cortes del sistema judicial de la República Dominicana fueran asaltadas por políticos y gente sin carrera. Criticamos en el pasado y lo reiteramos ahora, el hecho de que si se ha trabajado tanto en el establecimiento de la llamada “Carrera Judicial,” se le hace muy flaco servicio a la institucionalidad cuando se nombran en tribunales superiores a magistrados ajenos a la carrera y manifestamos nuestra profunda tristeza con la inmensa mayoría de las designaciones anunciadas para integrar las actuales altas cortes; sin embargo, tenemos la obligación moral de felicitar dos selecciones dignas, en las personas de los magistrados Manuel Ramón Herrera Carbucci (Raymond) y Miriam Germán Brito.

El magistrado Herrera Carbuccia es un ejemplo de constante superación personal, que no descansa, ni escatima esfuerzos en su preparación. Se trata de un intelectual, miembro de número de la Academia de Ciencias de la República Dominicana y redactor de incontables artículos y textos sobre derecho laboral. La designación de Herrera Carbuccia para ocupar un asiento en la Suprema Corte de Justicia es una garantía de ejercicio honorable y de calidad, que no sólo honra a la institución, sino también a toda la clase profesional y muy especialmente, a los abogados laboralistas dominicanos, siempre que se ha reconocido la carrera de uno de sus mejores.

En el caso de la Magistrada Germán Brito cualquier adjetivo sería insuficiente para definir las dotes y cualidades que la hacen altamente merecedora de la posición para la cual la ha sido designada. Se trata de la magistrada con la carrera más prolongada dentro del sistema judicial de la República Dominicana y definitivamente, un ejemplo de honestidad, capacidad técnica y trabajo tesonero.

Felicitamos a estos dos dignos representantes de la justicia y con ellos felicitamos a todo el sistema judicial y al pueblo dominicano, que se honran y benefician con el trabajo de estos seres humanos de tan singulares dotes y de los cuales no tenemos ninguna duda de que siempre trabajarán apegados al elevado ideal de justicia que merece nuestra gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: