Recuerdos

Viejos recuerdos

enterrados en un cajón amarillento.

Viejos recuerdos

de caminos desandados

de espinas que una vez nos coronaron

y carcajadas mudas.

Viejos recuerdos

que volaron

como cuervos en invierno

recuerdos que al expirar

enterramos en el cajón

sin confesar sus pecados.

Viejos recuerdos

con los que un día tropezamos

en cualquier esquina de la ciudad

para encontrar

que los recuerdos no envejecen

y en cambio, tienen vida eterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: